Salud

Todo lo que necesitas saber sobre las ANGINAS (amigdalitis)

garganta

Se trata de la inflamación de las amígdalas, afección más corrientemente denominada angi­nas o amigdalitis. (Para satisfacer la curiosidad del lector diré que angina es un término de ori­gen latino que significa yo me estrangulo.)

En efecto, se produce una sensación de estrangulamiento que se manifiesta sobre todo por la dificultad de la deglución. De ello resulta un agudo dolor que se irradia hacia las orejas. De allí también proviene la voz ahogada, la fiebre, un cierto malestar, la hinchazón de los ganglios submaxilares y del cuello.

Los médicos dicen que las anginas abren el camino a todas las in­fecciones. Se recomienda entre otras cosas vigi­lar al enfermo para evitar las lesiones eventua­les de otros órganos, por ejemplo los riñones (nefritis) o también del corazón (endocarditis), etcétera.

¿Qué podemos hacer?

Uno de los sistemas más comunes y más em­píricos es el siguiente: coger un poco de grasa, impregnarla en zumo de piña y tratar, con un hisopo, de retirar las placás blancas. La operación debe efectuarse con el estómago vacío. Si no se ob­tienen otros resultados, al menos se cortará la fiebre.

Otro procedimiento consiste en hacer una in­fusión, durante 24 horas, en 100 gramos de agua hirviendo, aproximadamente, de 80 gra­mos de pétalos de rosa roja (la rosa llamada «rosa mística»). Filtrar, agregar 120 gramos de miel; cocer a fuego lento hasta que se obtenga la consistencia de un jarabe espeso. Esta miel a la rosa se recomienda como excelente coluto­rio, es decir, para hacer enjuagues de boca.

Además se recomienda una infusión de agri­monia seca: 30 gramos de esta planta en un litro de agua hirviendo. Si se desea se pueden agre­gar a esta infusión hojas de zarza o espino, a razón de 50 gramos de cada una de estas plantas por litro de agua, azucarando con miel o con jarabe de moras.

Son aconsejables también las hojas de euca­lipto. Dejarlas macerar en Marsala durante 10 días. De ello se obtiene una tintura que, absor­bida en vasos pequeños, es excelente no sólo para las anginas sino para las afecciones de traqueo-bronquitis, difteria, neumonía, o de fiebres intermitentes.

Espero haberte ayudado, de todos modos, en la red puedes encontrar mucha más información.